Viejas Canciones Infantiles

MUSICA DE VIEJAS CANCIONES INFANTILES

LA CRISTIANA CAUTIVA

Viejas Canciones Infantiles

En los montes más espesos
que tiene la Morería,
había una mora lavando
al pie de una fuente fría.
Allí llegó un caballero
de tierra desconocida.
-Buenos días, bella mora;
buenos días, mora linda;
deja beber al caballo
agua fresca y cristalina.
-No soy mora, caballero,
que soy cristiana cautiva;
me cautivaron los moros
siendo pequeñita y niña.
-¿Te quieres venir
conmigo a la tierra mía?
-Y la ropa que yo lavo
¿dónde me la dejaría?
-La de holanda y la de hilo
en mi caballo vendrían;
y la que menos valiese,
por el río abajo iría.
-Y mi honra, caballero,
¿dónde me la dejaría?
-En la punta de mi espada,
en mi corazón metida.
Al pasar por unos montes
la mora llora y suspira.
-¿Por qué lloras, mora bella?
¿Por qué lloras, mora linda?
-Lloro porque en estos montes
mi padre a cazar venía
con mi hermano don Alejo
y yo en su compañía.
-¡Oh, cielos, qué es lo que oigo,
Santa Virgen María!
Que pensé traer esposa
y traigo una hermana mía.
¡Asomarse padre y madre
a ventana y celosías
que les traigo aquí el consuelo
por quien lloran noche y día!

Las Canciones Más Escuchadas Viejas Canciones Infantiles